Consejos

Me asusta todavía la idea de desnudarme?

Empezamos por esta pregunta, porque a todas las personas inicialmente cuando descubren el nudismo y el naturismo es lo que más les preocupa. 

La idea de ser vistos desnudos muchas veces nos aterra, no solo porque pensarán de mi de como soy sino por esa inacabable connotación sexualizada que siempre se ha llevado la desnudez. En vez de verlo como algo simple y natural lo vemos como algo transgresor e inmoral.

Desnudarse es una acción físicamente simple pero mentalmente es el paso muchas veces hacia la propia aceptación personal independientemente de lo que piensen o vean en mi. No hemos nacido para tener que agradar a nadie por como soy, a la única persona a la que al final tienes que dar explicaciones es a ti mismo. Sin estás agusto como eres disfrútalo y sino lo estás, medita el porque y lucha por cambiarlo.

Hay que tener claro para empezar, que la gente asidua de las playas naturistas, ha comprendido antes o después que aquello es lo más opuesto que existe al exhibicionismo. Así pues, en la mezcla de personas que conforman un ambiente nudista sano, se encontrarán todo tipo de edades y físicos sin distinción alguna.

El desnudo social hace que percibas la naturalidad en cualquier tipo de cuerpo y que al verte a ti mismo igualmente en desnudez, olvides los complejos y te aceptes de un modo natural. En consecuencia aumenta tu autoestima porque eres uno más entre todas esas personas felices que se encuentran desnudas a tu alrededor con sus virtudes y defectos.

  1. El problema no está en el observado, sino en el que mira.
  2. El naturista primero ve a una persona no a un cuerpo.
  3. Adquieres la capacidad de valorar a las personas por como son interiormente y disfrutas de su compañía.
  4. La sensación del aire sin ropa es única.

Disfrutarás la naturaleza en armonía como parte de ella

Las personas que practican el nudismo (entendiendo este término como el gusto por disfrutar de permanecer desnudo siempre que sea posible), acaban evolucionando hacia un sentido más profundo: el naturismo, que esta más relacionado con el amor y el respeto hacia la naturaleza. Por tanto las playas nudistas suelen conllevar un ambiente más tranquilo que las multitudinarias playas textiles. Las personas que allí se congregan tienen un mayor sentido de la limpieza de la playa, del silencio y el respeto hacia la naturaleza y hacia los demás.

Una indescriptible experiencia sensitiva

Hasta que no te bañas completamente desnudo en el mar no eres consciente de la sensación tan desagradable que es un bañador mojado adherido a tu piel y que no acaba de secarse.

No obstante este es un mal menor. Sentir el sol acariciando tu cuerpo totalmente desnudo o bañarte en el mar sin ninguna clase de ropa es una sensación realmente indescriptible que te hace sentir libre y feliz. Es quizás la causa por la que tanta gente ya no vuelve a usar traje de baño nunca.

Un momento de cercanía y complicidad

Si practicas el nudismo en compañía te verás doblemente beneficiado. Elige que te acompañen personas especiales para ti y compartiréis la sinceridad de la persona que se desnuda en cuerpo y alma. Da igual que practiques el naturismo con tu familia, pareja o amigos, la sensación será maravillosa y única con cada uno de ellos. Aumentará la confianza y la complicidad y todo fluirá mejor.

En los niños es especialmente beneficioso puesto que el ver la desnudez propia y de familiares desde la infancia con naturalidad, ayuda a evitar complejos, traumas y a tener una vida sexual más sana y equilibrada en la vida adulta.

Estos son los beneficios que te queríamos mostrar. El naturismo o nudismo se puede practicar en cualquier lugar que lo permita pero hemos tomado la playa como punto de partida porque es un lugar especialmente fácil de encontrar y donde acude bastante gente que te hará sentir arropado