Estrés y naturismo

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso. El estrés es la reacción de su cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

Su cuerpo reacciona ante el estrés al liberar hormonas. Estas hormonas hacen que su cerebro esté más alerta, causar que sus músculos se tensionen y aumentar su pulso. A corto plazo, estas reacciones son buenas porque pueden ayudarle a manejar la situación que causa el estrés. Esta es la manera en que su cuerpo se protege a sí mismo. Si usted ya tiene una condición de salud, el estrés crónico puede hacer que sea peor.

El estrés puede causar muchos tipos de síntomas físicos y emocionales. Algunas veces posiblemente no se dará cuenta de que estos síntomas son ocasionados por el estrés. Aquí hay algunos signos de que el estrés le puede estar afectando:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Mala memoria
  • Dolores y achaques frecuentes
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía o concentración
  • Problemas sexuales
  • Cuello o mandíbula rígidos
  • Cansancio
  • Problemas para dormir o dormir demasiado
  • Malestar de estómago
  • Uso de alcohol o drogas para relajarse
  • Pérdida o aumento de peso

El naturismo en una parte importante nos puede ayudar a canalizar ese estrés, su forma de entender la vida y las sensaciones que experimenta el hecho de vivir sin ropa son antagonistas al estrés que provoca nuestro día a día y de la forma que lo tenemos entendido.

Existen diversas actividades donde podemos disfrutar del nudismo y de su acción anti stress como puede ser un buen baño en un río, en la playa, caminando en una randonue o bien incluso realizando buceo entre muchas delas opciones que nos proporciona.

Hasta un buen baile o una actividad de yoga puede ser una actividad que multiplique esa descarga de estrés que además tiene una enorme ventaja que es mejorar la transpiración de cuerpo y la liberación de todo tipo de energías.

Para el presidente de la FEN, el nudismo tiene mucho que ver con la salud, la salud es algo integral y sobre todo algo psicológico “y los seres humanos no estamos sanos cuando no podemos ver nuestro cuerpo de una manera normal… Es absurdo ocultar el cuerpo humano en la educación y decirles a los niños desde pequeños que se vistan y hacer la conexión del desnudo con  algo sucio. Es nefasto como se tratan estos temas…”

Como ejemplo a seguir refiere el de Noruega, donde en los últimos años desde las instituciones gubernamentales se han propuesto la recuperación del naturismo en un país, no obstante, donde siempre han sido “muy normales frente a los desnudos,  cuando toman el sol, se bañan, están en la sauna»

Bienestar psicológico: menos estrés, más autoestima

En entrevista a EFEsalud, el psicólogo Roberto Sanz que reconoce que practica el nudismo en alguna ocasión, pero no como filosofía de vida, defiende también el bienestar psicológico que apareja practicar el nudismo.

Considera que es central la aceptación del cuerpo como parte absolutamente natural y única y porque ”los modelos sociales que nos imponen sobre los cuerpos son muy restrictivos e imposibles no solo en el concepto de belleza sino también en la sexualidad”. Estos modelos, considera, distorsionan la relación que tienes con tu cuerpo.

Y como muy pocas anatomías se asemejan a los modelos impuestos, siempre generan “sentimientos de inferioridad, de no encajar, una sensación de que no eres perfecto, y al no ser perfecto se tiende a ocultarlo con la vestimenta”.

Toda esta cultura favorece menos a la mujer. El cuerpo de la mujer está más encorsetado y comprimido que el del hombre y “hay estadísticas aterradoras que indican que entre 17 y 24 años, el 90% de las mujeres no están a gusto con su cuerpo, son datos escalofriantes”

Frente a ello, sostiene, el nudismo “nos abre a una grandísima variedad de figuras humanas naturales y sencillas que se viven sin problemas”.

Habría que cambiar muchas cosas empezando por la educación sexual, defiende este psicólogo tras destacar que lamentablemente hay muchos ejemplos que siguen generando polémica, como dar de amamantar en público, cuando en este caso la función es muy diferente de la erótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *